fbpx
Slide background

El gerente de Emin comentó con Electromov sobre los cambios a su estilo de vida que le ha traido el cambio a un vehículo eléctrico.

Ignacio Gaueca es el gerente de Negocios de Emin y tiene una moto eléctrica Niu. Comenta que la idea de comprar este vehículo vino de “todo lo que ha surgido en huella de carbono, y electromovilidad. Eso me ha motivado a cambiar hábitos, bajarme del auto. Partí primero con un monopatín eléctrico, ahora la moto. Después vendrá un auto, pero tiene que ver con que si yo cambio, el mundo cambia”.

Lo que lo llevó a elegir este modelo fue “el diseño fue el driver. Primero la autonomía, es una moto que tiene tres modos de manejo y da entre 60 y 80 kilómetros, se carga en entre cuatro y cinco horas, es suficiente para todos mis trayectos urbanos. No es una moto típica de las que están en la calle, tenía que ser algo distinto, al ser eléctrica tiene que tener algo que me motive al cambio”.

Agrega que “además la probé, el andar es muy bueno. Además, tiene GPS, ves la ubicación en el celular. Esta georreferenciada, tiene alarma, tiene muchas ventajas tecnológicas”.

Sobre los beneficios que le ha traído, explica que “es intangible, desde que empecé a usar vehículos eléctricos para ir a la oficina, mi percepción de la vida cambió, llego al trabajo con más ánimo, llego contento, que es algo que no me ocurría con el auto, porque en el auto andas estresado, hay taco, en cambio la moto te permite ser más versátil”.

Gaueca comenta sobre el cambio en la rutina que ha traído la moto eléctrica. “La vida va a otra velocidad, y eso me genera satisfacción, un beneficio de estado de ánimo, lo que me ha ocurrido desde que me baje del auto y me subí al vehículo eléctrica es que ando más contento, a la tarde me voy más contento a la casa, es algo que no había capturado antes de tenerlo”.

Añade que “es disruptiva, a la gente le llama la atención pero también tiene sus recelos. Lo único constante es el cambio y si no te subes rápido a esto te vas a quedar atrás”.

Fuente: Electromov