fbpx
Slide background

Jesús Bautista, Gerente de Proyecto para Latinoamérica de NIU, analizó en una entrevista para Portal Movilidad las últimas novedades de la marca en la región. Anticipó nuevos lanzamientos y planteó la necesidad de avanzar en nuevas regulaciones para la movilidad en dos ruedas.

 

¿Cuándo desembarcó la marca en Latinoamérica?

NIU llegó a Latinoamérica en el año 2018, específicamente a Santiago. Luego, nos expandimos a México. Y en el año 2019 llegamos a Colombia y Argentina.

Actualmente, estamos en procesos de apertura en Panamá y República Dominicana. Además, hemos establecido contactos con potenciales socios en otros países de la región. Esperamos estar en más mercados de América Latina a finales de este año.

¿Por qué presentan distinto nombre comercial en Argentina y México?

En Argentina y en México tenemos la marca NUUV, al igual que somos los dueños de dicha marca en otros mercados de América Latina. NUUV es un acrónimo que significa NEW URBAN UTILITY VEHICLE.

¿Piensan unificar la marca?

En Latinoamérica estamos trabajando para recuperar la Marca NIU.

¿Cuál es la expectativa de venta para este 2020 en la región?

El factor más importante para el impulso en las ventas de scooters eléctricos o vehículos eléctricos en general, son los incentivos fiscales y las regulaciones locales que lo impulsen. Esto hace que la región tenga un rendimiento heterogéneo desde el punto de vista de las ventas. En el cual, los países con mayores ventas son los que tienen mayores incentivos.

Sin embargo, en el año 2020 nuestra expectativa es aumentar las ventas de manera exponencial, al expandirnos a más mercados de la región.

¿Qué países miran con mayor atractivo?

Los países más interesantes desde el punto de vista regulatorio son Colombia, Ecuador y Costa Rica. Sin embargo, para ponernos en contexto del potencial de la región entera en comparación con Europa, tenemos que Europa vendió entre motos y scooters alrededor de 1.000.000 de unidades en el año 2019.

Lo que es casi del tamaño del mercado de dos ruedas en Brasil solamente. También tenemos el ejemplo de Guatemala, que vendió alrededor de 200.000 unidades el año pasado, 20% de todo lo vendido en toda Europa en el mismo año.

En síntesis, el potencial es tremendo para la transición de combustión a eléctrico. Estamos trabajando desde diciembre para poder adaptarnos a América Latina, con productos pensados en las necesidades de la región. Sin embargo, la transición a la movilidad eléctrica y sostenible es tarea de todos: fabricantes, gobiernos regionales y nacionales, usuarios.

¿Qué capacidad de fabricación tiene la compañía?

La primera semana de diciembre de 2019 fue inaugurada una segunda planta, con un centro de investigación y desarrollo en Changzhou, China. Esto amplió la capacidad anual de producción a 1.080.000 vehículos anuales.

¿Y cuáles son las motos que mayor interés encuentran en el mercado?

De nuestro lado, el interés depende mucho de la ciudad en la que vivan las personas. En ciudades como Santiago y Buenos Aires, que son bastante planas, nuestros modelos MQi+, UQi y NQi tienen una receptividad interesante. Ya en Medellín, con tantas pendientes, el modelo NQi GT es el que más se necesitan por la potencia de la moto.

Muchas personas quieren una moto de mayor velocidad y no se atreven con algunos de nuestros modelos, pero nuestros vehículos están diseñados para solventar el problema de la movilidad urbana. En Bogotá o en Buenos Aires en las horas de mayor tráfico, no podrás andar a más de 45km/h sinceramente. Pero tenemos un desafío de cara a informar a los consumidores de cuál es el uso que le darán al scooter.

A raíz del COVID19 ¿esperan que haya mayor demanda de vehículos eléctricos de dos ruedas?

En algunos países se espera que la demanda suba, ante el creciente pánico de usar el transporte público debido al COVID19. Sin embargo, es una hipótesis para la cual todavía tenemos tiempo para confirmar.

Actualmente tenemos productos disponibles para la venta en cinco países de América Latina, lo cual irá aumentando en el paso de los próximos meses.

¿Qué normativas deberían acelerarse para el desarrollo de vehículos eléctricos a dos ruedas?

La aceleración de la transición de combustión a eléctrico, necesita de muchos incentivos, puedo nombrar varios: el primero, ya que en Latinoamérica no tiene la tecnología, es reducir los aranceles de las motos eléctricas, y luego de las baterías sólo de litio para los vehículos. Hay que apostar porque haya una transición a mejores tecnologías y más limpias. Hay países que cobran 0 arancel, pero otros no.

¿Segundo?

En Latinoamérica hay una tendencia proteccionista en algunos países. Es una política de Estado y desde NIU la respetamos. Sin embargo, ¿cuáles son los incentivos que hay en estos países para el desarrollo de la movilidad eléctrica? ¿Cuáles son los beneficios que pueden tener las compañías con ciertas operaciones de ensamblaje en distintos países de América Latina? ¿Cómo pueden incentivar a los productores de baterías a establecerse en la región con tecnología de punta para transformar el litio? Hay ciertas cosas que no están muy claras, y otros problemas como inflación le colocan un desafío a la región.

¿Qué otros incentivos mencionaba?

En tercer lugar, tenemos el caso del “pico y placa” en Bogotá, “rodizio” en São Paulo, que permiten que los vehículos eléctricos puedan circular sin restricciones en días. Incluso, la ciudad de Cartagena en Colombia, en la cual sólo motos eléctricas pueden entran en la ciudad amurallada. Estas políticas incentivan la adquisición de vehículos eléctricos.

Por último, hay varios aspectos en algunos mercados donde obtener la placa o patente del vehículo es más económico que la de un vehículo de combustión.

Todos los incentivos suman. Sin embargo, hace falta que las medidas positivas de algunos países sean replicadas por los demás. Además, medidas de adopción que incentiven a las empresas a que sus trabajadores se muevan a motos eléctricas.

Así se está dando en el resto del mundo…

En Bélgica, por ejemplo, el Estado dio un incentivo fiscal de hacer deducible de impuestos a las empresas el 120% del costo del vehículo eléctrico a quienes se la asignaran a sus trabajadores.

En Europa hay subsidios directos a la compra de vehículos eléctricos, es una política difícil de adoptar en Latinoamérica. Sin embargo, hay cosas que sí se pueden hacer para impulsar la movilidad eléctrica, sólo hace falta voluntad política. Colombia es un gran ejemplo de ello y espero que los países de la región sigan sus pasos.

Sí es posible hacerlo, no muchos hubiesen creído que Colombia iba a convertirse en pionero y líder de la transición a vehículos eléctricos en la región. Hoy, Colombia es la estrella que más brilla en la movilidad sostenible de América Latina.

¿Están trabajando en nuevos lanzamientos?

Por supuesto, si hay algo que hace a NIU una compañía del futuro es la inversión en investigación y desarrollo. Ser la marca líder de movilidad eléctrica inteligente en el mercado más avanzado en vehículos eléctricos del mundo es un desafío, que tiene que ir a la calidad de sus productos. Por eso se inauguró el nuevo centro en Changzhou, donde se trabaja permanentemente en nuevos productos.

¿Algún anticipo para Portal Movilidad?

En los próximos meses estará a la venta para América Latina la Súper Bicicleta Eléctrica NIU AERO EUB-01 con entre 90km – 105km de autonomía y el modelo MQi GT.

Actualmente estamos trabajando en otras motos y scooters eléctricos, además de un modelo pensado para las masas del mercado latinoamericano, del cual no podemos revelar mayor información ahora. Sin embargo, en NIU estamos trabajando para que la movilidad eléctrica sea incluyente en todos los aspectos.